Encuentro de dos generaciones

Unos en vacaciones indefinidas y otros en el receso de su proceso educativo; niños y adultos de la tercera edad se dieron cita la semana del 8 al 13 de Octubre en un lugar donde los años no cuentan y los maestros no hablan, en el Zoológico de Barranquilla.

Por una semana los niños abandonaron sus mundos virtuales, dejando a un lado todos los gadgets tecnológicos para vivir la experiencia de las Zoovacaciones. Un programa de actividades educativas programada para el receso escolar para que niños de 5 a 12 años descubrieran lo que hay detrás el telón en el mágico mundo del Zoo.

Los pequeños se adentraron en aventuras fascinantes de hojas secas que formaban animales, prepararon galletas, escucharon los latidos del corazón de conejos y serpientes, y se convirtieron en héroes recicladores que salvaban el planeta.

Así mismo, y en honor a la celebración del Día del Adulto Mayor, celebrado en Colombia el 28 de Agosto de 2012, el Centro Recreativo también ofreció a las entidades y fundaciones sin ánimo de lucro que trabajan en pro de los adultos mayores, actividades gratuitas de Descubre tu Zoo.

Los adultos de la tercera edad llegaron en grupos, agarrándose unos de otros cómo cuales niños temerosos de lo salvaje, dieron rienda suelta a su imaginación y en el frescor de las tardes les contaron sus historias a primates y a las aves.

Entre helados, risas y reflexión, todos pasaron a ser alumnos de la Naturaleza y  disfrutaron en la única escenografía que podía tener el canto de las aves como musicalización, la vegetación como parte de la decoración, y el encuentro de estas dos generaciones descubriendo un mundo mágico y sin libretos.

Como bien lo dijo Azorín, “Entre todas las alegrías, la absurda es la más alegre; es la alegría de los niños, de los labriegos y de los salvajes; es decir de todos aquellos seres que están más cerca de la Naturaleza que nosotros.”

Comida para el alma

 

Cada mañana la cocina del Zoológico de Barranquilla es  igual de frenética que en cualquier reconocido restaurante de la ciudad; proveedores de carne,  frutas y  verduras entran puntuales a dejar sus pedidos, cocineros entran y salen del cuarto frío, bacteriólogas miden el índice de bacterias en los alimentos, y los cuidadores atienden el llamado por radio para servir con amor a sus comensales.

La mañana del 4 de Octubre la cocina estuvo más caótica que de costumbre, como si los más celebres invitados fueran a atender una gran fiesta. Y de hecho fue así, se preparaba la celebración del Día Mundial de los Animales, a la sabrosa dieta de los animales se le añadió un toque gourmet que resultó en suculentos manjares que fueron entregados a quienes día a día alegran los corazones de grandes y chicos.

Uno a uno fueron saliendo los platos; calabazas con carne y concentrado para las leones y tigrillos, bolis de frutas y gelatina con banano para los primates, galletas de harina de trigo, helados, calabazas con vegetales para el elefante,  miel para los tities, rodajas del mejor corte de carne para aves y tigres, entre otras delicias que hicieron parte de todo un programa para consentirlos en su día.

Además, el equipo del Zoo también duplicó las actividades de enriquecimiento que normalmente se hacen para alterar las rutinas de los animales en el Zoo.  Ante los aplausos de los espectadores que allí se encontraban; los zorros, tayras y coaties fueron sorprendidos con esencias en Heno para promover el uso de su olfato, al igual que el oso de anteojos que los descubrió en cocos y palmeras, y los osos hormigueros y zainos disfrutaron un buen baño de agua fresca en esa tarde calurosa.

Cada 4 de Octubre se celebra un homenaje hacia aquellos seres que dan vida a nuestro planeta. La Fundación Botánica y Zoológico de Barranquilla se unió a la causa, y celebró cómo sólo  se hace en las mejores celebraciones donde la buena mesa siempre está presente.