Paola Sierra, una entusiasta de la Educación Ambiental

Esta Barranquillera, Jefe del Departamento de Educación de la Fundación Zoológico de Barranquilla, estudió Psicología en la Universidad del Norte, es especialista en Gerencia y Gestión Cultural en la Universidad del Rosario, Bogotá y magister en Educación con énfasis en pedagogía de la Universidad de los Andes. Adicionalmente, ha sido becaria en programas de formación internacional sobre educación ambiental en jardines botánicos, ofrecido por la Organización Mundial de Jardines Botánicos, en Inglaterra, y en educación para la conservación, ofrecida por la Asociación Americana de Zoológicos y Acuarios, en Estados Unidos.
¿Cómo nació ese gusto por la conservación de la biodiversidad? ¿Cómo fueron sus inicios?

R/Pertenecí al movimiento Scout desde los 6 años, hasta mi adolescencia, allí desarrollé una especial vocación de servicio y aprendí a convivir de manera armoniosa con la naturaleza, cuidar el ambiente y participar activamente en la sociedad como ciudadana responsable. El escultismo marcó parte de lo que he sido y despertó mi interés por la exploración, las actividades al aire libre y la magia de los campamentos. Me encantaba mirar las estrellas, las fogatas, hacer nudos y disfrutar la esencia de la vida. Esta pasión nunca la abandoné, pues los campamentos me siguieron acompañando toda la vida y las caminatas me han permitido conocer paisajes maravillosos. Por eso, cuando tuve la oportunidad de trabajar con el Jardín Botánico José Celestino Mutis en Bogotá D.C., no lo dudé ni un minuto, era el sitio perfecto para mí, así comencé, en 1998, recién graduada de psicología. Inicialmente me encargaron diseñar y coordinar el programa de educación ambiental para población infantil, luego vinieron otros retos, fue una etapa muy importante para mí vida profesional.

¿Qué es lo que más le apasiona de lo que hace?

R/ Crear experiencias de aprendizaje para diferentes públicos, y pensar que cada idea que logramos desarrollar se convertirá en una oportunidad única para inspirar actitudes a favor de la biodiversidad, por eso los momentos de creación colectiva son muy emocionantes.

¿Cuál es su filosofía en educación y aprendizaje?

R/El aprendizaje es un proceso que dura todo la vida, nunca termina, y se nutre de las experiencias de las personas, de sus intereses y motivaciones; por su parte, las entidades museales, como los zoológicos y jardines botánicos, ofrecemos oportunidades para que las personas aprendan a ser mejores ciudadanos, capaces de aportar a la comunidad, relacionarnos e impactar nuestra cultura. En el Zoo nos interesa que las personas se apropien del territorio donde viven, que la visita no solo sea fuente de inspiración de actitudes amigables con el ambiente, sino una manera para conectarse con la vida; pero eso no lo hacemos solos, la ciudad se convierte en ese espacio para aprender que se nutre de los comportamientos de ciudadanos y, en parte, refleja quiénes somos y cuáles son nuestros intereses como sociedad.

Cuéntenos de su experiencia como Jefe del Departamento de Educación de la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla

R/ Estos tres años han sido de mucho crecimiento profesional, porque trabajar en una entidad con tanta historia en la Ciudad me ha enfrentado a grandes retos. El compromiso ha sido aún más grande si se tiene en cuenta que, por tres años consecutivos, los barranquilleros nos han ubicado dentro de las tres primeras entidades de Barranquilla, según la encuesta de percepción ciudadana Barranquilla Cómo Vamos. Así las cosas, liderar las estrategias de educación ambiental de una entidad estrella implica esfuerzos que me llevan a un ritmo muy acelerado, pues debo mantenerme informada de muchos temas, revisar tendencias pedagógicas, buscar alianzas con otras entidades, participar en diversas actividades, innovar experiencias, realizar programas de formación, apoyar el desarrollo de proyectos de conservación, realizar investigaciones y estudios de público; afortunadamente me acompaña un equipo de profesionales que nos ha permitido llegar a todos los visitantes, y con quienes trabajo diariamente para que todos los programas de educación se realicen.
¿Cómo se educa ambientalmente a la población?

R/ Desde las emociones, a través del diálogo y el intercambio de ideas, creando conexiones entre los visitantes y su territorio, diseñando ambientes de aprendizaje activos a la medida de cada tipo de público y ejerciendo buenas prácticas de cuidado del ambiente.

¿Cuál es el papel de los zoológicos como centros de educación ambiental?
R/ Además de los esfuerzos realizamos en materia de conservación, somos conscientes de la necesidad que tiene la región en el desarrollo de procesos educación ambiental, y sabemos que éste es uno de nuestros principales aportes en la transformación de la cultura ambiental de la Ciudad y la Región, nos estamos percibiendo como un escenario para la construcción de pensamiento ambiental, que nos permita conocernos como ciudadanos, explorar y descubrir, compartir y vivir con otros de manera sostenible. Como Zoológico debemos enfocarnos en los visitantes, aprovechando la oportunidad que tenemos para inspirar actitudes a favor de la biodiversidad durante su visita, de esta forma la experiencia en el Zoológico puede llegar a influir de manera importante en las personas.
¿Qué consejos le daría usted a una persona que quiera seguir esta misma labor?

R/ Los educadores ambientales debemos tener claridad conceptual y metodológica, tanto en lo pedagógico como en lo ambiental; además debemos ser camaleónicos y desarrollar la habilidad de asumir diversos roles: pedagogos, comunicadores, investigadores, artistas y diseñadores; destacándonos como personas entusiastas, creativas, críticas, y sobre todo, persistentes, por lo tanto no podemos desanimarnos nunca, así pensemos que no estamos logrando los resultados esperados. Debemos entender que los procesos educativos no generan cambios inmediatos, son a largo plazo, continuos, individuales y con la intervención de muchas instituciones en diversas dinámicas sociales. Lo principal es ser responsable con lo que hacemos, formarnos y leer mucho sobre diferentes temas que nos permitan saber qué está pasando en nuestra ciudad, conocer los problemas ambientales y conocer nuestro territorio. ¡Es un verdadero desafío!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>