¿Los animales del Zoo están flacos?

Por Mónica Franco Gutiérrez
       Coordinadora de Salud Animal
       Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla
       m.franco@zoobaq.org

       Gabriel Rodrigues Werneck
       Coordinador de Nutrición Animal
       Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla
       g.rodrigues@zoobaq.org

Ésta es una de las preguntas más realizadas por los visitantes de zoológicos ya que muchos tienen opiniones divididas con respecto a si un animal está delgado o con sobrepeso, es frecuente pensar que un animal pasado de kilos es saludable. ¿Será entonces que los animales deberían ser iguales a los de la imagen?

En realidad, el buen peso de un animal se ubica en un punto medio entre delgado y obeso, para llegar ahí, es importante tener en cuenta que la condición corporal ideal de los animales en zoológicos o parques debe ser semejante a la misma que su especie tiene en vida silvestre, por ejemplo, los félidos deben ser delgados y musculosos, con hombros, abdomen y patas traseras bien definidas, así como este macho de tigre que habita en el Zoológico de Barranquilla.

Mantener la condición física correcta requiere mucho trabajo y monitoreo, debido a que en vida silvestre los animales cuentan con una rutina muy distinta: cada día enfrentan múltiples desafíos: cazar para comer, defender su territorio, superar la competencia con otros animales y escapar de predadores, entre otros. En los zoológicos siempre hay comida disponible y no hay amenazas, lo que facilita que puedan ganar un poco de peso, debido a esto, la forma de promover el ejercicio en ellos es el entrenamiento animal o modificar el ambiente de manera que mantengan sus comportamientos naturales (enriquecimiento ambiental). Por ejemplo, aunque Lionel Messi y tú sean de la misma especie, no podrían tener la misma dieta y mantener su peso, ya que él cuenta con programas de ejercicio mucho más intensos, con respecto al promedio de la población, entonces necesita una dieta más energética.

Por eso los profesionales del Zoo controlan muy bien la alimentación ofrecida a estos animales, a partir de evaluaciones a cada uno y estudios sobre su especie en vida silvestre y en otros zoológicos; en caso de observarse cambios, como delgadez o sobrepeso, las dietas son modificadas para garantizar el bienestar de los animales. Generalmente, la condición corporal es medida en una escala de cinco puntos, siendo 1 muy delgado y 5 obeso, como lo muestra la siguiente imagen:

muchos

negraPara poder establecer a qué puntaje corresponde el animal al que se está evaluando se observan áreas de importancia como: cuello hombros, columna, costillas, cintura, abdomen y cadera, en el caso de los mamíferos. De acuerdo con esta escala, la jaguar negra (Panthera esquemaonca) que habita en el Zoo obtuvo un puntaje de cinco, lo que la sitúa como obesa; a partir de ahí iniciamos un proceso de disminución de la cantidad de alimento ofrecida, buscando que a largo plazo presente pérdida de peso. En estos casos el animal sigue comiendo en la misma frecuencia, lo que cambia es la cantidad y, ocasionalmente, el tipo de dieta ofrecida.

En el caso de aves y reptiles no existen escalas determinadas, en ellos, la condición corporal es estimada evaluando la parte del cuerpo en la que almacenan energía. Por ejemplo, en las aves se determina al palpar la pechuga (en azul en el dibujo), al hacerlo deben sentirse los muslos y el hueso; si se sienten mucho los muslos, está gorda; si esto pasa con los huesos, está delgada.

Por su parte, reptiles como las tortugas tienen un examen distinto; si el animal no logra entrar por completo en su caparazón, está obeso; si los miembros son muy delgados, puede estar muy flaco. Caimanes y lagartos almacenan su grasa en la base de la cola, entonces una cola muy gruesa representa un animal obeso y viceversa.

Lograr una óptima condición corporal es esencial para la calidad de vida de los animales; muy en contra del pensamiento general, los animales obesos no están sanos, ya que esta situación puede llevar a grandes problemas de salud que pongan en riesgo su vida, como por ejemplo, las enfermedades del corazón.

Debido a esto, trabajamos constantemente en mantener a los animales en una condición corporal ideal según su especie, adicionalmente, en el marco de nuestro programa de medicina preventiva, siempre monitoreamos el estado general de los animales con el fin de promover un adecuado estado de salud para todos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>