¿Qué comen los animales? II

La preparación y disposición de los alimentos varía con cada especie, en este proceso interviene el Departamento de Veterinaria, Compradores y Cuidadores. Gracias a ellos, los animales cuentan con dietas especializadas y beneficiosas para su salud.

Cada animal recibe exactamente la cantidad indicada por el zootecnista.

Los tenebrios hacen parte de la dieta de varios animales del Zoo.

La carne es uno de los principales alimentos en el caso de los felinos y algunas aves.

JMM_6208

El concentrado complementa los requerimientos alimenticios de animales como la cebra y los osos hormigueros.

JMM_6167

Cada día, nuestros cuidadores se encargan de entregar la comida en las exhibiciones.

Todos los alimentos son pesados para asegurar las cantidades requeridas.

¿Qué comen los animales? I

Por Henrique Guimarães Riva, Jefe del Departamento de Veterinaria, y Sebastián Pinilla Vanegas, Zootecnista.

Constantemente, nuestros visitantes sienten curiosidad por la forma en que alimentamos a los animales, con qué y cada cuánto lo hacemos y todo lo relacionado con su alimentación. Por eso, queremos compartir con ustedes nuestros secretos de cocina y contarles qué hay detrás de tantos kilos de frutas, peces, carnes y pasto.

No olvidemos que una buena alimentación es vital para la salud de los animales, por ello, contamos con un área de cocina animal con personal exclusivo que se encarga de seleccionar los productos, comprar, preparar y servir la dieta de las especies bajo nuestro cuidado.

¿Cómo influye una buena alimentación en el correcto funcionamiento de un zoo?

Imagina por un momento que todos los días comieras sólo lo que te gusta, por ejemplo chocolates y pizza, pues sí, quizás suene delicioso, aunque nada saludable. Algo similar ocurre con los animales: digamos que una tortuga morrocoy come a diario lechuga y tomate, seguramente le gusta, mas, no proporciona todos los nutrientes para que se desarrolle bien, así que en su dieta debemos incluir gran variedad de frutas y vegetales: banano, guayaba, zanahoria, espinaca y muchas más.

En el proceso también participan los cuidadores, ellos disponen y entregan los alimentos en cada exhibición.

En el proceso también participan los cuidadores, ellos disponen y entregan los alimentos en cada exhibición.

Esta dieta, adecuada y balanceada, es definida por un profesional en nutrición animal: nuestro zootecnista. Su trabajo consiste en elaborar programas de alimentación específicos para cada uno de los animales del Zoo, ¡es decir, para unos 490 individuos! Él tiene en cuenta aspectos relevantes como: especie, hábitos alimenticios, digestión, edad y otros que le permiten asegurar las cantidades correctas de vitaminas, minerales y otros nutrientes.

El pesaje es fundamental para cumplir con las indicaciones del equipo veterinario.

El pesaje es fundamental para cumplir con las indicaciones del equipo veterinario.

El zootecnista no solo define cada dieta, además, programa los días, horas y forma en que cada animal debe recibir su comida. Al igual que nosotros, los animales tienen horarios para comer, aunque estos varían según cada especie. Por ejemplo, no comer en toda una mañana no es problema para un león fuerte, como tampoco lo sería para un hombre adulto, sin embargo, no es igual para un recién nacido ni para un tití bebeleche o un perico australiano. ¿Ves cómo todo depende de cada persona, en nuestro caso, de cada individuo?

Hablemos de cantidades

Mensualmente procesamos dos toneladas de carne (bovina, pescado y pollo), ¡más o menos el mismo peso de una camioneta! Con toda esta carne alimentamos leones, tigres, águilas negras, pumas y demás carnívoros. Otros, como monos churucos, coatís, lémures y loros consumen frutas y verduras, para ellos manejamos 3.500 kg por mes, es decir, aproximadamente el peso de 40 neveras.

La alimentación de algunos es complementada con concentrado, de este producto manejamos 1.700 kg mensuales, lo que podría equivaler al peso de 20 hombres adultos. Si esta cifra te parece alta, en pasto, el elefante, la cebra, la vaca, los avestruces, los emúes y otros herbívoros llegan a consumir seis toneladas mensuales, esto es más o menos lo mismo que el peso de un camión grande.

Algunos casos

Porción de una de las raciones diarias del elefante.

Pequeña porción de una de las raciones diarias del elefante.

Elefante: Con un peso aproximado de cuatro toneladas, nuestro elefante africano consume 250 kg de alimento por día, seis veces más que el consumo de verduras y frutas de un colombiano promedio en un año. Su dieta incluye pasto, concentrado, sal mineralizada, algunas verduras y frutas.

Tigres: En el Zoo tenemos varios individuos de esta especie: un macho y dos hembras. El macho come 45 kg de carne bovina a la semana, mientras que en promedio cada hembra consume 33 kg.

Osos hormigueros: Su nombre proviene justamente de la cantidad de hormigas que esta especie come en vida silvestre: en promedio 40 mil hormigas o termitas por día, dado que no es posible que tengamos 560 mil hormigas semanales para alimentar a nuestros dos osos hormigueros, hemos diseñado una dieta especializada y de alto valor proteico, incluyendo concentrado, frutas y suplementos vitamínicos.

Todas las especies, nativas o exóticas, disfrutan de dietas acordes a sus necesidades.

Todas las especies, nativas o exóticas, disfrutan de dietas acordes a sus necesidades.

La alimentación de cada individuo es un proceso muy cuidadoso por lo que en tu visita no debes dar de comer a ningún animal, ya que podrías afectar su salud. Sólo en la Granja y el Pericario puedes alimentar a chivos, ovejas y pericos australianos con comida autorizada que puedes adquirir en nuestra Cafetería. Si tienes preguntas sobre la alimentación de los animales, puedes compartirlas con nosotros en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram o comentarlas en este blog.

¿Qué es FundaZoo?

Por Carolina Fernández Vidal, Coordinadora de Comunicaciones
Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla
c.fernandez@zoobaq.org

Instituciones educativas de la ciudad y la Región constituyen una parte de nuestras visitas anuales.

¿Alguna vez has escuchado hablar del Zoológico de Barranquilla? Seguramente la respuesta a esa pregunta será afirmativa, sin embargo, si además alguien te preguntara si sabes qué es la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla, ya no estarías tan seguro frente a lo que dijiste en la primera pregunta.

Pocos saben que nuestro Zoológico, inaugurado hace 63 años, atravesó una profunda crisis a finales de la década de los 80, que incluso generó la fuerte posibilidad de cerrarlo. Debido a la importancia que este patrimonio tiene para la ciudad, la Región Caribe y el país, un grupo de empresarios barranquilleros decidieron formar un equipo que se pusiera la camiseta por la flora y fauna del momento, fue así cómo, el 13 de agosto de 1993 se inició la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla.

Más que un juego de nombres y palabras, ésta Fundación es la responsable de administrar y mantener nuestro Zoológico,  justamente, una de las primeras labores fue la remodelación de las instalaciones recibidas en esa época.

Ya que estamos en el mes de nuestro aniversario, queremos compartirles algunos de los hitos que la Fundación ha tenido a lo largo de estos 22 años de trabajo continuo:

  • 2014: Recibimos a nuestra tigresa de bengala, incrementando el número de especies exóticas visibles en el recorrido.
  • Cachorros de leones (2013).

    2013: Tuvimos el nacimiento de tres leones, lo que siempre será sinónimo de bienestar. Además, registramos récord de visitantes en nuestra celebración del Día del niño y Safari Nocturno. Este año también llevamos a cabo el Seminario de Periodismo Ambiental.

  • 2012: Desde este año Barranquilla Cómo Vamos realiza su Encuesta de Percepción, en ella fuimos reconocidos como Entidad estrella en las categorías Conocimiento, Favorabilidad y Gestión. Adicionalmente, practicamos una cirugía odontológica a nuestro elefante africano, sin precedentes en la historia veterinaria latinoamericana.
  • 2011: Continuamos en la gestión de especies exóticas, esta vez trajimos a los lémures de collar y cola anillada.
  • 2010: A partir de este año creamos una tarifa especial para adultos mayores y personas en condición de discapacidad.
  • 2009: Con el fin de mejorar la experiencia de nuestros visitantes, creamos Museo Vivo y Pericario, espacios de contacto con algunos de los animales.
  • 2008: A través de gestiones con otros zoológicos, obtuvimos a las centinelas del Zoo: las suricatas y también celebramos el nacimiento de dos hembras de puma.
  • 2007: Iniciamos nuestro Serpentario Itinerante y recibimos una nueva especie africana muy llamativa para nuestros visitantes: la cebra.
  • 2006: Desarrollamos nuestro Seminario de Fotografía Ecológica y una nueva especie llegó saltando a nuestro parque: ¡los Canguros!
  • 2005: Empezamos con la publicación de Planeta Zoo e incluimos chimpancés y murciélagos en nuestra colección.
  • 2004: Creamos el Acuario.
  • 2003: El Tigre blanco llegó al Zoo.
  • 2002: La Anaconda entró a hacer parte de nuestros animales.
  • 2001: Primer año del Safari Nocturno y del Zooclub.
  • 2000: Segunda etapa del bosque húmedo tropical (Jaguares, Marimondas negras, Águila harpía y Paujiles).
  • 1999: Trajimos dos ejemplares de Osos de anteojos: un macho y una hembra.
  • 1998: Primer año de las Zoovacaciones.
  • 1997: Remodelamos la exhibición de Leones, Manatí y el Herpetario, también la Clínica veterinaria y la Granja.
  • 1996: Llevamos a cabo nuestras primeras Zooelecciones.
  • 1995: Fue el primer año del Concurso de Fotografía Ecológica e iniciamos nuestro Plan Maestro de Remodelación.
  • 1994: Construimos el parque infantil y la plaza de eventos y remodelamos la piscina de nuestro Manatí.
  • 1993: Nacieron FundaZoo y nuestra leona, con 22 años ella ha superado el promedio de vida de esta especie en zoológicos, que normalmente es de 18.
Transformar la cultura ambiental de quienes nos visitan es una de las metas de la Fundación.

Transformar la cultura ambiental de quienes nos visitan es una de las metas de la Fundación.

Han sido varios los logros y también los momentos difíciles que durante más de dos décadas han mantenido en pie a esta Fundación, cuya principal misión es seguir contribuyendo a la conservación de especies de flora y fauna del Caribe colombiano, a través del Zoológico de Barranquilla.

El nuevo rumbo está marcado por la necesidad y el clamor de lograr trasladarnos a un espacio más grande, para lo que ya se han adelantado estudios de mercado y opinión que sientan bases claras sobre cuáles serían las mejores opciones, el siguiente paso es la obtención de los recursos económicos.

Colombia, país de sapos

¿Qué Colombia es un país de sapos? Eso dicen por ahí, pero contrario a lo que ustedes piensan, no se refiere a que estemos en un país lleno de soplones, sino a que estamos en el segundo país del mundo con mayor diversidad de anfibios.

¿Anfibios? ¿Pero no estábamos hablando de sapos? ¿Son acaso lo mismo?

Según la Real Academia Española un Anfibio es un animal que puede vivir indistintamente en tierra o sumergido en el agua” como hacen las ranas y los sapos conocidos por todos y es que la palabra “Anfibio” deriva de dos palabras griegas que significan “doble” y “vida” y que claramente reflejan la adaptación de estos animales a vivir en hábitats terrestres y acuáticos.

Entonces de acuerdo a lo anterior y a lo que mucha gente cree, sí, los sapos si son anfibios, al igual que lo son las ranas. Para referirse a ambos se utiliza la palabra Anuros. Ahora bien, ¿porque muchas personas hacen una diferenciación entre sapos y ranas? En el mundo de la biología no existen argumentos para una división clara en dos grupos, no obstante, las ranas suelen caracterizarse por tener cuerpos más esbeltos y con piel lisa mientras que los sapos son de cuerpos robustos y pieles rugosas. Pero tanto unos como otros tienen una piel que siempre permanece húmeda, característica que comparten con otros miembros del grupo de los anfibios como las salamandras, que con frecuencia son confundidas con lagartijas por su forma alongada y cola larga, y las cecilias, que semejan serpientes pequeñas.

¿Pero por qué dedicarle un espacio a estos animales?

Aunque muchos no estén enterados, hoy 20 de marzo se celebra el Día Mundial de las Ranas, lo cual se convierte en la mejor excusa para recordar por qué estos seres son importantes para los ecosistemas y para nuestra vida misma y por qué debemos apoyar su conservación.

Las ranas (al igual que todos los anfibios) existen desde hace aproximadamente 360 millones de años y según la teoría evolutiva, fueron los primeros animales vertebrados en vivir en la tierra. Han estado presentes en todas las culturas y han sido símbolo de fecundidad, magia y hasta presagio de lluvia para muchas tribus indígenas. Incluso en la actualidad las ranas y los sapos siguen “estando de moda” y los hay tan carismáticos como la Rana René o los sapos de los cuentos que luego se transforman en príncipes.

Pero más allá de esto, es muy poco lo que mucha gente sabe de las ranas, los sapos y en general de los anfibios o ¿Acaso usted conoce para qué sirve aquel sapo que encontró en el patio de su casa? ¡Le aseguro que sirve para mucho más que asustar a la vecina!

Las ranas y los sapos son bioindicadores. En términos simples bio-indicador significa que informan sobre la buena calidad del ambiente, principalmente del aire y del agua. Además, son controladores de plagas, pues al alimentarse de insectos, limitan la sobrepoblación de zancudos y cucarachas entre otros. Pero también son presas, otros animales se alimentan de ellos y por tanto ayudan a mantener el equilibrio de las redes alimenticias. De ranas y sapos también se extraen compuestos que sirven como insumo para la producción de medicamentos.

Desafortunadamente en los últimos años las ranas, los sapos y los demás anfibios se han visto en peligro. Acciones humanas como la destrucción de bosques, la contaminación de fuentes de agua, la introducción de especies exóticas (por ejemplo la rana toro que se come a otras ranas), la sobre explotación para usarlas como mascotas o extraer medicinas han ocasionado que sus poblaciones estén disminuyendo. Adicionalmente el cambio climático (las ranas son muy sensibles a cambios en la temperatura) y la aparición de enfermedades que atacan exclusivamente a estos animales, como el hongo Quitridio y los rana virus, están ocasionando grandes mortalidades e incluso la desaparición de muchas especies.

El panorama es tan crítico para ranas, sapos y anfibios en general, que de las aproximadamente 6300 especies de anfibios que existen, casi un tercio está amenazado. Para Colombia el panorama no es muy alentador, de las 755 especies de anfibios que posee nuestro país y de las cuales 330 son exclusivas de Colombia (no viven en ningún otro lugar del mundo), 14 están al borde de la extinción y 141 más están amenazadas.

Por eso este Día de Mundial de las Ranas está pensado para reflexionar, aún estamos a tiempo de salvar a muchas de las especies. Salvar a las ranas, los sapos y los anfibios implica garantizar la perdurabilidad de los servicios que derivamos de ellos.

Alrededor del mundo se han gestado muchas iniciativas y se están desarrollando investigaciones para contribuir a su conservación, sin embargo, la conservación no se puede hacer sin el apoyo de todas las personas, personas como usted y como yo.

Por: Andrea Echeverry, coordinadora de colección animal Zoológico de Barranquilla